Deja un comentario

INTEGRIDAD Y PROSPERIDAD DE JOB

Hubo un hombre en la tierra de Uz, que se llamaba Job. Aquel hombre era
íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Y aquel hombre era el
más grande de todos los orientales.
Aconteció cierto día que vinieron los hijos de Dios para presentarse ante
Jehovah, y entre ellos vino también Satanás. Y Jehovah preguntó a Satanás:
—¿De dónde vienes?
Satanás respondió a Jehovah diciendo:
—De recorrer la tierra y de andar por ella.
Y Jehovah preguntó a Satanás:
—¿No te has fijado en mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra: un
hombre íntegro y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?
Y Satanás respondió a Jehovah diciendo:
—¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿Acaso no le has protegido a él, a su
familia y a todo lo que tiene?
El trabajo de sus manos has bendecido, y sus posesiones se han aumentado en
la tierra. Pero extiende, por favor, tu mano y toca todo lo que tiene, ¡y verás si
no te maldice en tu misma cara!
Y Jehovah respondió a Satanás:
—He aquí, todo lo que él tiene está en tu poder. Solamente no extiendas tu
mano contra él.
Entonces Satanás salió de la presencia de Jehovah.
JOB 1:1, 3b, 6-12
Pasajes relacionados: JOB 28; PROVERBIOS 1:7; 8:13; 9:10;
FILIPENSES 2:14, 15; 1 PEDRO 5:8-11

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: